El primer libro de mates que se entendía, ¡Por Fin!.





Me encanta hablar de mates, cualquier disculpa es buena, pero tener la  oportunidad de hablar de una de mis matemática favoritas, ya me parece una pasada.
 Me encanta está mujer porque supo transmitir su pasión por las mates creando el primer libro de texto, ameno, didáctico y claro.

Nuestra matemática favorita, nació y murió en Italia (1718-1799).   Su obra más famosa fue conocida como, Las Instituciones Analíticas. ¡Imaginad, si el libro era conocido! Que llegó a ser  traducido a varios idiomas y  lo más importante   fue utilizado para aprender Matemáticas en muchos países de Europa. Todo un Bestseller de las matemáticas de su tiempo. Ya nos gustaría a muchas y a muchos rozar el éxito de nuestra heroína.

A la celebre matemática le tocó vivir durante la Ilustración una etapa muy chula de la historia, aunque también muy dura. La  Ilustración, tuvo lugar en el siglo XVIII. Un siglo emocionante donde los haya. Porque, tras un largo periodo de oscuridad renacía de nuevo el conocimiento de sus cenizas, como si de un ave fénix se tratara.

 En la Ilustración las clases acomodadas, ¡Que no solo ricos! Que algunos de los que tenían pasta eran tan asnos como el presidente Trump. Sino, que más bien intelectuales , se interesaron por estudiar y  avanzar en el conocimiento y se preocuparon, también de transmitirlo. Se vuelve a la idea de saber antiguo de los Griegos.

 En aquel tiempo en Italia, se permitía estudiar  a las mujeres. !Lo que hay que oír! Permitir estudiar a las mujeres. Pues sí, lo raro era eso. Italia era una excepción dentro de Europa porque no se  burlaban de las mujeres con inquietudes , a diferencia de otros países que consideraban a la mujer como un mero objeto de decoración. Incluso para los padres, era una desgracia tener una hija con ansias de saber.

 Un nimio detalle, Aunque en Italia se permitía estudiar a las mujeres, tampoco ¡os creáis! Que aquello era la Full. No, no. No gozaban del mismo reconocimiento que sus colegas hombres.  Por eso tuvieron que superar muchas más obstáculos. Pero aún así algunas heroínas no se rindieron y consiguieron ingresar en la Universidad. Como ejemplo de ellas; Elena Cornaro Piscopia fue profesora de Matemáticas en 1678 en la universidad de Padua; Diamente Medaglia , hizo una valiente defensa sobre la importancia del estudio de las Matemáticas para las mujeres; María Angela Ardinghelli estudió Matemáticas y Física en Nápoles; y Laura María Catarina Bassi se doctoró en filosofía en la universidad de Bolonia en 1733, donde ocupó una cátedra de física. Aunque la más famosa de todas estas heroínas. fue  nuestra matemática. Nuestra pícara ;), porque era tan poderosa como la heroína de la Marvel.




Nuestra Pícara era la mayor, de veintiún hermanos. ¡Imaginaros! Siendo mujer y con  veintiún hermanos pequeños detrás, lo que tendría que pelear nuestra mutante para estudiar.
Su padre Don Prieto, parece ser que era un hombre culto y muy avanzado en ideas. Que deseaba  proporcionar a sus hijos la mejor educación posible de su tiempo. Y para ello eligió como tutores a los mejores  profesores de su país. Uno de los elegidos para educar a sus hijos fue, Ramiro Rampinelli un monje, profesor de matemáticas Física y Química que había ejercido la enseñanza en Roma Y Bolonia. Tan inteligente, era el tutor de Pícara y sus hermanos. Era uno de los pocos de su tiempo capaz  de enseñar al mundo el nuevo análisis matemático, de los cracks, Newton (inglés) y Leibniz (alemán). Dicen que fue Rampinelli quien animó a nuestra Pícara, en el estudio del Calculo Diferencial.

Pero nuestra matemática además de estudiar muchísimo.  Fue una niña prodigio, era tan especial como una mutante de Marvel, sin duda. Se sabe que antes de los 13 años ya dominaba latín, Griego, Hebreo, Francés, Español y Alemán, de hecho su padre organizaba en el salón de casa tertulias científicas donde acudían intelectuales tanto italianos como extranjeros para conocerla y  oírla explicar temas matemáticos, filosóficos o científicos. Nuestra matemática tenía una mente brillante.

Después de diez años, de trabajar a tope, nuestra mutante publicó, en 1748  su libro más conocido, del que hablábamos al principio  Instituzioni Analitiche. Nuestra Picara, había comenzado a trabajar en el libro con veinte años y lo publicó con treinta. La dedicatoria de su libro fue para la reina francesa María Teresa de  Austria porque era un referente para ella. Dicen que era una mujer muy culta también. Vamos, seguramente sería otra mutante.

La Instituzioni Analitiche , fue súper aclamada en el mundo de la ciencia. Hasta  La Academia de París, llena de señores estirados con monóculo, reconocieron que no  existía ningún otro libro, en  el mundo mundial, que explicara mejor del cálculo. Y lo consideraron. "La obra más completa y la mejor escrita en su género” No poco dijo La comisión teniendo en cuenta que la comisión estaba formada, por los padres de la Ilustración, D’Alembert creador de L'Encyclopédie con Diderot , Condorcet y Vandermonde. Seguramente los tipos os suenen ¿Verdad?.

Tan bueno  fue el libro de las matemáticas que había creado, que incluso fue traducido a varios idiomas, y  lo más importante fue utilizado como manual en las universidades de distintos países de Europa ,incluso cincuenta años más tarde de su publicación, ya que no existía  otro manual más completo. Sin embargo ¡No es oro todo lo que reluce! Y los señores estirados de la Academia de Ciencias de Paris no  permitieron ingresar a nuestra Pícara como miembro, pues por lo de siempre, en la historia ¡Por ser mujer!. Pero da igual nuestra heroína debió pensar como Grocuho Marx, “Nunca pertenecería a un club que me aceptase como socio”. Y, a  pesar de los señores estirados con monóculo. El legado de nuestra matemática fue espectacular. Ella creó el primer libro de texto, ¡De Verdad, de los buenos! Para estudiar el cálculo diferencial y las integrales. Porque hasta entonces, los libros no eran malos, eran peores. Pero su libro era ameno y didáctico, lleno de  ejemplos y problemas cuidadosamente seleccionados para  enseñar calculo de manera original y diferente, Y sabéis, ¿Cual fue el secreto de su éxito? Que  en realidad  el libro era tan bueno porque lo había creado como libro de estudio para sus hermanos más jóvenes.
Y colorín colorado este cuento se ha acabado. Nos vemos máquinas.



La Instituzione Analitichie



Esta entrada participa en el #RetoNaukas11F


No hay comentarios:

Publicar un comentario